Cedaen. Residencia de ancianos
 

Habitos saludables

 

Buenos hábitos saludables de vida reducirían más del 30% de los casos de Alzheimer

habitos saludables
 

Estimaciones para el año 2050,  preveen que  131 millones de personas en el mundo podrían sufrir una enfermedad senil. Se duplicaría por tres estas enfermedades respecto a la actualidad.

 

Realmente uno de cada tres casos se podría evitar si la población vigila su salud cerebral durante toda su vida.  Esta es la conclusión de un Informe realizado por la Asociación Internacional Alzhéimer publicado en la revista de The Lancet.

Este informe  realizado por 24 expertos internacionales determina nueve factores previsibles que pueden provocar demencia. Estos nueve factores aparecen a lo largo de las distintas etapas de la vida. Mejorar la educación y los hábitos de vida en la infancia.  Así como prevenir la pérdida de audición, obesidad o  hipertensión en la mediana edad reducirían hasta un 20% la demencia. En la última etapa de la vida hay que cuidar la salud física, dejando de fumar y realizando actividad física. Hay que incrementar las relaciones sociales y cuidar la diabetes. Todas estas pautas de mejora de la vida en la última etapa pueden reducir otro 15% adicional la demencia.

El reducir estos factores de riesgo es más beneficioso que cualquier fármaco experimental que se pueda usar. Es reducir de forma activa a lo largo de las etapas de la vida, la carga global de la enfermedad.

Los fármacos usados para el control de la agitación y agresión en las personas dementes tienen riesgo de muerte. Es debido a que pueden provocar enfermedades cardiovasculares, infecciones  y sobre todo sedación excesiva. Sin embargo, las relaciones sociales, ambientales o psicológicas, y las actividades físicas  controlan más estos síntomas. Son muy beneficiosos para la cognición.