Cedaen. Residencia de ancianos
 

Rehabilitación para un ictus.Recuperacion Ictus cerebral

 
¿Un familiar ha sufrido un ictus cerebral? CEDAEN le ofrece los mejores servicios y profesionales para la Rehabilitación después de un ictus
Recuperacion de ictus almeria 321

En esta sección le ofrecemos amplia información sobre qué es un Ictus cerebral, sus síntomas, causas, tratamiento y recuperación que llevamos en nuestra Unidad específica de Rehabilitacion de Daño Cerebral


¿Qué es el ictus?

Un ictus cerebral es una anomalía traumática en el riego sanguíneo del cerebro que altera la función de una parte del cerebro. Son un conjunto de enfermedades que afectan a los vasos sanguineos. Algunos sinónimos del ictus son: accidentes cerebrovasculares (ACV). ataque cerebrovascular, enfermedad cerebrovascular (ECV), ataque cerebral, embolias, embolia cerebral, infarto cerebral, derrame cerebral y apoplejía.

Se manifiestan de manera súbita y son el equivalente a un infarto de corazón pero en el cerebro. También pueden provocar la muerte o dejar secuelas de mayor o menor grado en forma de daño cerebral. Suelen producirse en personas mayores aunque también pueden producirse en jóvenes.

Existen dos tipos de ictus principales:
  • Los ictus hemorrágicos, derrame cerebral o hemorragia cerebral, provocados por la rotura de un vaso sanguineo (vena o arteria) en el cerebro.
  • Los ictus isquémicos o infartos cerebrales, que provocan una isquemia o disminución importante y brusca del riego en el cerebro
Las enfermedades cerebrovasculares en la actualidad son la tercera causa de muerte en el mundo occidental, la primera causa de invalidez permanente entre las personas adultas y una de las principales causas de déficit neurológico en el anciano. En jovenes es poco frecuente y la capacidad de recuperación es mucho mayor.

Cuando se sufre un ictus, el daño cerebral adquirido puede ser irreparable y dejar secuelas graves, que repercutan de forma notable en la calidad de vida de los afectados. Después de un ictus, sólo un tercio de los pacientes se recupera totalmente, otro tercio queda con secuelas y otro tercio fallece. Además, el 25% de las personas que padecen un ictus mueren durante los 30 días siguientes.El daño cerebral supone una ruptura en la trayectoria vital del paciente y, por su elevado coste sociosanitario, condiciona las situaciones familiares, sociales e institucionales.

En CEDAEN ofrecemos tratamiento asistencial residencial y rehahabilitación del ictus a estas personas que han superado la fase clínica y quedan con secuelas.

¿Cuáles son las causas del ictus?

Las causas que provocan el ictus hemorrágico son básicamente la rotura de una vena o arteria que deja salir su contenido en la zona, se esparce por el tejido cerebral colindante ejerciendo una presión que lo daña. este aumento de presión afecta a todo el cerebro, no solo a la zona afectada.

Las causas que provocan el ictus isquémico o infarto cerebral son la falta repentina de riego sanguíneo. Esta falta de riego puede ser consecuencia de un trombo, un coágulo de sangre que se forma en una artería importante y bloquea el paso de la sangre a una parte del cerebro (trombosis cerebral), por un coágulo de sangre que se forma lejos de la zona, normalmente en el corazón, a este coágulo se le llama émbolo (embolia cerebral) o por una bajada importante de la presión sanguínea, cuando se tiene una parada cardíaca, una arritmia grave o incluso debido a una situación de hipotensión arterial grave y mantenida (Ictus hemodinámico)

¿cómo evitar tener un ictus

Aunque el ictus se manifiesta de manera repentina podemos decir que es previsible en cierta medida. De hecho uno de los factores más importantes es el modo de vida actual poco saludable. Factores como el sedentarismo, el estrés y una alimentación poco saludable aumentan el riesgo de padecer un ictus. El mejor tratamiento por tanto es la prevención. Algunos de los factores de riesgo que se pueden corregir son los siguientes:

Enfermedades que aumentan el riesgo de padecer un ictus como la diabetes, (hasta un 20% de las pesonas que han sufrido un ictus eran diabeticas), y las enfermedades del corazón como la fibrilación auricular
  • La obesidad
  • El consumo excesivo de alcohol
  • El consumo de drogas
  • La vida sedentaria
  • La alimentación rica en sal y grasas
Factores de riesgo también son la edad, sexo, antecedentes familiares aunque sobre estos no podemos actuar.


Rehabilitacion despues de ictus. ¿Por qué es tan importante realizar la REHABILITACION DEL ICTUS lo antes posible?

En la recupercion de ictus, infarto cerebral o derrame cerebral, juega un papel muy importante el tiempo. El cerebro tiene la máxima capacidad de recuperación en los primeros meses y pasados los 6 primeros meses las posibilidades de recuperación son escasas.

Estudios recientes recomiendan iniciar la rehabilitación del ictus en los 60 primeros días tras el ictus, siempre después de la fase aguda, y con una tratamiento intensivo y multidisciplinar como el llevado a cabo por el equipo de especialistas de CEDAEN.

En la primera fase o fase aguda del ictus el paciente requerirá de servicios médicos o incluso quirúrgicos urgentes en una unidad de ictus de un centro hospitalario. Se le aplicará un tratamiento trobolítico lo antes posible, cuyo objetivo es que la sangre vuelva a circular por la zona dañada, se intentará estabilizar la tensión arterial, eliminar posibles causas de recaída y mantener un buen aporte de nutrientes al cerebro. También se pueden iniciar las primeras medidas de recuperación.

En la segunda fase o fase subaguda del ictus es donde el paciente se encuentra estabilizado y fuera de peligro. Desde CEDAEN recomendamos iniciar cuanto antes el tratamiento de rehabilitacion de citus, ya sea en la misma unidad de ictus del hospital o en un centro especializado como el nuestro. No es conveniente esperar a que le den el alta hospitalaria si el paciente se encuentra estabilizado y no recibe dicho tratamiento.

Y es tan importante iniciar lo antes posible el tratamiento de recuperación de ictus porque el daño en las neuronas afectadas provoca secuelas importantes que afectan a la movilidad, como dejar de mover un brazo o una pierna, desviación de la comisura facial, alteraciones del habla y del lenguaje (no entender lo que se dice o no poder hablar) o inestabilidad, entre otras. Cuanto antes se inicie el tratamiento más capacidad de regeneración neuronal tendrá el paciente.

El cerebro aprende a base de repetir, repetir y repetir. El proceso de recuperación neuronal persigue reeducar al cerebro y esto es más viable en los primeros meses y siempre que se aplique un programa intensivo, mínimo tres horas al dia. La duración del tratamiento suele ser de unos 3 a 6 meses.  

Es importante que el paciente sea tratado por una equipo multidisciplinar que deberá constar de médicos, logopedas, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y cualquier otro especialista que los pacientes necesiten. El tratamiento seguirá un protocolo de actuación, no obstante será cada paciente y su evolución quienes marquen el ritmo a seguir, modificando si es necesario dicho protocolo. El final del tratamiento de hecho llegará cuando el paciente deje de evolucionar.

Una vez que el tratamiento deja de obtener resultados de mejora se entra en la tercera fase o fase crónica del ictus. En este punto el paciente dejará la clínica y CEDAEN dará unas pautas de conducta a los familiares para afrontar la nueva situación junto con el paciente.



ETIQUETAS: rehabilitacion ictus, recuperación ictus, ictus tratamiento recuperacion , ictus tratamiento, ictus almeria, ictus granada, ictus jaen, ictus cordoba, ictus sevilla, ictus malaga, ictus cadiz, ictus ciudad real, ictus alicante, ictus albacete, ictus cerebral, ictus cerebral tratamiento, ictus cerebrales, ictus rehabilitacion, ictus recuperacion,